Neologismos en Mapudungun

Neologismo es un concepto que se refiere a la creación, adopción o formación de nuevas palabras en una lengua. Puede ser un proceso espontáneo o muy deliberado, pero que se puede sistematizar y adecuar a la estructura de la lengua. Desde siglos el idioma mapuche, como cualquier lengua, ha permitido la creación o adopción de nuevos términos. En esta publicación hablaremos de los métodos estudiados por académicos como Elisa Loncón y Belén Villena (Ver bibliografía abajo), para la creación de nuevas palabras en mapudungun. Trataremos de explicar de una manera didáctica, pero si tienes alguna consulta no olvides que puedes comentar más abajo donde dice Nütramkan.

Nota: Es importante señalar que aquí solo describiremos las palabras según su uso, y no entraremos en la discusión si son correctos o inadecuados, pues esa decisión variará según los hablantes y territorios.

¿Qué es un neologismo?

Un neologismo puede ser cualquier palabra que se adopta para mencionar algo que antes no se mencionaba. Por ejemplo, la llegada de animales para ganado exigió la necesidad de denominarlos con nuevas acepciones. Puesto que el español decía vaca, se le pone el nombre de waka. Este neologismo, ya utilizado de manera general, se adecuó a la pronunciación del mapudungun, donde la v se pronunció w. Un ejemplo más cercano a nuestros días es la palabra computador o computadora (del inglés computer) que se pronuncia komputaor. Otros ejemplos son kimelfe (el que enseña) para decir profesor o profesora.

Métodos para crear palabras en Mapudungun

Existen distintos métodos para la creación de neologismos, en Mapuzungun. Existen dos que son propios del idioma Mapuche: Derivación y composición (los explicamos más abajo). Uno que le cambia el sentido a las palabras llamado Resignificación y finalmente el préstamo, que es tomar prestada una palabra.

1. Derivación.

Es la creación de una nueva palabra a través de la combinación de un sustantivo o verbo con uno o más sufijos (son palabritas que no tienen significado por si solo, sino que modifican el significado de la palabra a la cual se unen), a partir de los cuales se derivan nuevos significados:

Teniendo el verbo ngüreka, si agregamos el sufijo -fe, se forma la palabra ngürekafe: tejendero, tejendera.


Del verbo lepüm-ün, más el sufijo instrumental -we, nos sale lepüwe: instrumento barredor, escoba.


Del sustantivo koyam, al unir el sufijo -(e)ntu que da la idea de un grupo de varios entes, se forma la nueva palabra Koyamentu: Robles, lugar de robles.

Nota: Algunos sufijos tienen una vocal entre paréntesis, como -(e)ntu, eso es porque al unirse con una palabra que termina en consonante agrega la vocal e en este caso, pero por ejemplo si unimos -(e)ntu a la palabra kura ‘piedra’, que termina en vocal, nos quedaría kurantu, que significa pedregales.

No vamos a mencionar todos los sufijos porque sería mejor hacerlo en una publicación aparte. Cuando esté lista, la pondremos acá.

2. Composición

Se refiere a la unión de dos palabras con sentido (quiere decir que no son sufijos). Precisamente la palabra mapuche es una derivada de una composición, es decir podemos separar la palabra mapuche en dos componentes (dos sustantivos): mapu ‘tierra, territorio’ y che ‘gente’ que al unirlos crea un nuevo concepto ‘Gente del territorio’. Lo mismo ocurre con la palabra mapuzungun, chezungun, etc.

Un neologismo formado con este método es la palabra lawenruka para decir farmacia, por ejemplo.


El nombre del color naranja o anaranjado es otro ejemplo de palabra formada por composición, quizás de muy larga historia: Kelüchoz: anaranjado (Kelü: rojo; choz: amarillo)

Otro ejemplo es el neologismo propuesto para electrícidad como lüfkenewen ‘energía del rayo’. También la palabra para investigar: Inaramtun, averiguar preguntando, investigar (de ina: seguir, ramtun: preguntar).

→ ¿Conoces otro ejemplo de un neologismos formado por composición? No olvides comentar más abajo.

3. Resignificación o extensión semántica

Ya existe el concepto, pero con el tiempo, el uso, la transformación de la sociedad, las modas, ingenio de los hablantes, se le atribuye un nuevo significado. Por ejemplo, la palabra chillka en estricto rigor se refiere a las ‘marcas’ en animales u objetos para identificarlos, pero esta palabra pasó a resignificarse como ‘libro, carta’.

Dejaremos un listado de otros neologismos, formados gracias a este proceso de atribuir nuevos sentidos a los significados:
Wülngiñ: parte delantera de la casa, patio → puerta
Müllo: seso → inteligencia
Yalltuku: engendrado → hijo natural del hombre
Kochilwe: endulzador → azúcar (endulzar) dulce
Katrüntukun: cortar en trozos → abreviatura
Rütrawün: columna, fila → índice

Algunos de estos usos son polémicos, porque le entregan otro significado a conceptos que tienen un sentido original.
→ ¿Crees tú que es válido darle un nuevo sentido a conceptos que ya existen? ¿Qué método prefieres para nombrar conceptos nuevos?

4. Prestamos

Los préstamos permiten aumentar el vocabulario de una lengua al tomar prestada u ocupar una palabra de otro idioma con el que tiene contacto. Existen muchos préstamos en el mapudungun que tienen varias décadas (siglos nos atreveríamos a decir). No solo pueden provenir del castellano, sino también del quechua y aymara.
Patiya: fuente, batea (del español)
Lofo: lobo (del español)
Waka: vaca (del español)
Akucha: aguja (del español)
Awka: salvaje (Posiblemente quechua: awqa ‘enemigo, rebelde’)
Pataka: cien (posiblemente Aymara: pataka)
Warangka: mil (posiblemente Quechua o Aymara waranqa)

En la actualidad, algunos préstamos del español se están usando como neologismos (a pesar de que se podrían decir con una palabra derivada o una compuesta por ejemplo):

Nota: En estos ejemplos, las palabras para televisor y automóvil, que son derivadas y/o compuestas de otras palabras del mapudungun, son propuestas. ¿Qué piensas tú: deberían crearse palabras por medio de recursos propios del mapuzungun o adaptar las palabras nuevas por medio del préstamo?

Algunos patrones para readaptar palabras

Esta imagen explica el proceso que puede pasar una palabra del castellano para ser adoptada por la fonética o los sonidos propios del mapuzungun.

→ ¿Qué opinas tú? ¿Se deberían usar préstamos o palabras derivadas para los neologismos?

Conclusión

La siguiente publicación es una breve introducción a esta capacidad de formar o adoptar nuevas palabras del mapudungun. Si quieres aprender este tema con mayor detalle, puedes buscar las publicaciones de la bibliografía.

Bibliografía

—Loncón, Elisa. 1999. Wiriaiñ Mapudungun: Manual para la lectura y escritura del mapudungun. Temuco: Imprenta Kolping.
—Chiodi, Francesco & Loncon, Elisa. 1999. Crear nuevas palabras en mapudugun: Innovación y expansión de los recursos lexicales de la lengua mapuche. Ufro: Instituto de Estudios Ingídenas.
—Villena, Belén. 2014. Creación neológica en mapudungun: entre el desplazamiento y la lealtad lingüística. Terminàlia 10:37-49.
—Villena, Belén. 2014. El mapudungún de Santiago de Chile: creación neológica y vitalidad interna. Santiago: Editorial Universitaria.
—Villena, Belén. 2016. Innovación léxica en mapudungún: genuinidad, productividad y planificación (Tesis Doctoral). Universitat Pompeu Fabra.
—Loncon, Elisa. 2017. El poder creativo de la lengua Mapudungun y la formación de neologismos. Tesis doctoral.

Püzümfinge tüfachi zungu...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this page

Materiales de Mapudungun